Valdealgorfa y sus rincones.

AlmendrosredDurante un paseo por la localidad de Valdealgorfa, qué lugares y rincones no deberías perderte.

Valdealgorfa es una localidad con mucha historia tras de sí, por ello posee bellos rincones, plazas y monumentos que no puedes perderte.

Si estas en la Plaza del Mercado, en el centro de la localidad, sorprende por sus dimensiones el palacio del Barón de Andilla, edificio de estilo renacentista aragonés de tres plantas rematado por una gran galería de arcos corridos en la parte superior. La plaza es un buen rincón para tomar algo, reponer fuerzas y partir hacia la visita.

Convento valdeMuy cerca de la plaza y descendiendo por la Calle Mayor pasamos por el Ayuntamiento. Se trata de otro palacete del mismo estilo que al anterior pero de menores dimensiones. Destaca por su proximidad a la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, templo barroco de principios del XVIII sobre construcción gótica más antigua. En su interior se halla un órgano del XVIII así como una pintura de la Divina Pastora de San Fortunato de Pedro Llovet como elementos más destacados.

Pero si hay otro rincón emblemático en Valdealgorfa, ese es el Convento de las Monjas Clarisas las cuales ocuparon el edificio en 1630 y de allí su nombre. Fue fundado por Diego de Ramellore en 1622.

Cuenta la leyenda que en la Guerra de la Independencia, tras la toma de Alcañiz y Vadealgorfa en 1809 por el general de las tropas napoleónicas Whatier, el ObispoSantander de Zaragoza, amigo personal del párroco afrancesado de la localidad  Ramón Segura, vino a refugiarse aquí tras el Sitio de Zaragoza trayendo consigo veinte cajas de caudales del destituido ministro Godoy. Para encontrarlo, el General Salinas del Ejército del Ebro, envió mil soldados de infantería y veinticinco de caballería durante ocho días en su busca.

pozocadena2Retroceder hasta nuestros orígenes también es atender al nombre mismo de la localidad. “Algorfa,  Al – gurfa” es palabra de origen árabe y significa granero, cuarto alto o despensa. En la génesis de la localidad también están los abundantes manantiales que rodean la población como la Fuente Nueva con el pozo de La Cadena o el bien conservado conjunto hidráulico de la Fuente Vieja, lavadero y abrevadero,  unos metros más abajo, con la galería subterránea excavada de más de trescientos metros de longitud.

Dos portales de entrada se conservan todavía. Son el Portal de Alcañiz y la Puerta de San Roque, vestigios de un pasado amurallado de la localidad y de pertenencia a la Orden de Calatrava.

Nevera valdealgorfaOtro de los rincones imprescindibles es la Nevera, musealizada al efecto. Situada en la calle Estación, se halla integrada en la ruta de las Bóvedas del Frío creada por la Comarca Bajo Aragón. Entrar en ella es experimentar una sensación especial y entender antaño el uso del hielo con fines sobre todo terapéuticos, medicinales y de conservación de alimentos frescos.

Rincón y lugar mágico por excelencia es el túnel del Equinoccio por el que el sol se cuela, recorriéndolo a través de sus más de dos kilómetros de longitud. Mito, leyenda, realidad o ficción rodearán siempre la construcción de este mítico túnel del ferrocarril.

Así es Valdealgorfa y estos son algunos de los rincones más destacados. Su silencio y el paisaje pleno de oliveras milenarias hablan de su economía, desde el medioevo vinculada a la agricultura del cereal y del aceite de oliva. Pero sobre todo Valdealgorfa son sus gentes, sus historias, sus tradiciones y leyendas. Así es Valdealgorfa.

Pin It on Pinterest