El camino de Santiago en el Bajo Aragón de Teruel.Camino del Ebro_

El Bajo Aragón de Teruel contiene en su interior uno de ramales del “Camino de las Estrellas”, camino del Ebro, o viejo Camino de Santiago que venía desde Castellón, por Morella y se adentraba en nuestro territorio recorriendo localidades como Cañada de Verich, La Ginebrosa o Alcañiz entre otras.

Desde Casa Rural El Corral de Valero en Teruel os invitamos a recorrer este camino, un sendero mágico hacia las estrellas poco conocido y que no te puedes perder.

Existen cuatro ramales del Camino del Ebro que confluyen finalmente en Zaragoza. El Camino de Andorra (81km) y que desde la villa minera pasa por Albalate, Lécera, hasta llegar a Zaragoza. El camino del Ebro desde Lérida, por Fraga, Bujaraloz y Pina de Ebro. El camino del Ebro propiamente dicho (219 km) desde San Carles de la Rápita, Gandesa, por Caspe y Escatrón y finalmente el camino denominado del Maestrazgo – Bajo Aragón, que desde Castellón, Benicasim, Morella, Torredearcas, Monroyo, se adentra en el Bajo Aragón de Teruel en La Cañada de Verich y recorre localidades como La Ginebrosa, La Codoñera, Castelserás, Alcañiz y Puig Moreno, abandonado el Bajo Aragón turolense hacia Samper de Calanda, Castelnou, Escatrón, Sástago, Gelsa de Ebro, Fuentes de Ebro hasta llegar a Zaragoza.

A buen seguro que se nos plantean muchas dudas del porqué tantos caminos de Santiago, de cuál o cuáles son los originales y también del viaje y la peregrinación hasta Santiago de Compostela y no hasta otro lugar.  

En realidad, el culto al apóstol Santiagoen Galicia comenzó en el siglo IX, con su altar situado sobre un antiguo templo romano dedicado a Júpiter. El origen probable se remonta al obispo Teodomiro (muerto en el 847), quien habría adaptado el culto pagano de Júpiter (Dios del Trueno y del Relámpago) al culto cristianizador a Santiago Zebedeo.

El “Finis Terrae” romano y anteriormente celta es el destino de miles de personas durante estosaños de comienzo del milenio. Parece ser que antes de la aparición del cuerpo del apóstolSantiago ya se iba a “Finis Terrae” y allí miles de hombres sintieron aquel “religioso horror” al verapagarse el sol en las aguas del océano. Seguramente algo increíble para aquel hombre medieval poco acostumbrado a salir de su hábitat.

El motivo de las peregrinaciones casi siempre solía ser un viaje emprendido de manera individual o colectiva para visitar un lugar santo.Cañada de Verich

En los S. XII – XIII, los caminos discurrían en muchas ocasiones por determinados puntos que desde antaño fueron considerados mágicos, lugares donde la tierra dejaba sentir sus poderes, ejes telúricos (geológicos) donde se entrecruzan corrientes de energía capaces de actuar sobre el cuerpo y el espíritu del caminante.

En ocasiones fueron las nuevas edificaciones las que se concebían para transmitir mensajes que revelaran determinadas reacciones ante esas manifestaciones. Todo ello hizo que el Camino se poblara de leyendas y mitos ancestrales.

Pero lo más curioso es que en la Edad Media había distintos tipos de peregrinaciones.

Podemos enumerar las peregrinaciones voluntarias, por necesidad o devoción, satisfacción de culpas o cumplimiento de un voto realizado en un mal momento. Otros tipos de peregrinaciones eran las forzadas, o la penitencia canónica impuesta por el régimen penitencial eclesiástico para los obispos o propios sacerdotes que hubieran cometido algún tipo de delito. También existía la llamada “peregrinación por impuesta por sentencia civil”

Pero no imagines que todos los condenados a peregrinar harían el Camino de Santiago. “Poderoso caballero es don dinero” Así, algunas penas podrían redimirse con dinero, pero lo más insólito es que se podía enviar a un sustituto pagado a realizar la peregrinación para salvaguardar la pena.

El Camino de Santiago en el Bajo Aragón de Teruel no es sino una de las vías de comunicación desde la costa de Castellón hasta el valle del Ebro, que al mismo tiempo sería aprovechada por peregrinos de toda índole para ir poco a poco ganado altura y recalar en alguno de los caminos franceses venidos desde el del norte.

Así, desde Casa Rural El Corral de Valero en Valdealgorfa, os invitamos a hospedaros en nuestro alojamiento para venir a conocer y recorrer algunos de esos lugares por los que transita en nuestro territorio nuestro particular camino de las estrellas. Os esperamos. Puente Torredearcas

Pin It on Pinterest